info@medstyle.cl
Usted esta en Home - Productos - Aquamid

Tu secreto mejor guardado

ARMONÍA ENTRE AQUAMID® Y EL CUERPO

Aquamid® es un relleno de volumen blando para la corrección de los surcos y las arrugas profundas, y para realzar los contornos faciales. El tratamiento tiene un efecto inmediato y de larga duración.

Aquamid® es un relleno de volumen blando que se integra de forma natural en el propio tejido del organismo.
Aquamid® es un hidrogel biocompatible, no alergénico y no reabsorbible que está compuesto por 97,5% de agua y 2,5% de gel de poliacrilamida reticulada.
Aquamid® es hidrofílico, ya que permite el intercambio continuo de agua con el tejido circundante, lo que reduce el riesgo de formación de biofilm.
Aquamid® es homogéneo y no contiene micropartículas. Su efecto de relleno se debe únicamente al volumen inyectado. Dicho de otro modo, lo que se ve es lo que se tiene.
En comparación con otros rellenos de micropartículas, el efecto de relleno de Aquamid® no depende de una reacción esperada a un cuerpo extraño de las micropartículas que actúan como agentes irritantes del anfitrión. Por lo tanto, Aquamid® no causa ningún endurecimiento de los tejidos ni fibrosis.
Aquamid® se integra completamente en el tejido a través de una fina red fibrosa. No migra del lugar donde se ha aplicado la inyección. Con el tiempo, Aquamid® se vasculariza permitiendo el acceso del sistema inmunológico.

 

Mirar hacia el futuro con confianza

Con Aquamid la lipoatrofia ya no es problema

La lipodistrofia, de "lipo" (grasa) y "distrofia" (cambio anormal), se define como cambios anormales en la distribución de la grasa corporal. Esta distribución anormal de la grasa corporal es un problema que va más allá de la cuestión estética.
La lipodistrofia se asocia a enfermedades como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) aunque a veces se produce de forma natural.

Mejora la lipoatrofia con un relleno de volumen facial permanente

No tiene por qué vivir con lipoatrofia facial

La lipoatrofia facial es común en muchos pacientes VIH positivos que siguen una terapia antirretroviral. Esta enfermedad afecta el aspecto de los pacientes reduciendo la cantidad de grasa subcutánea en partes de la cara como las mejillas, las sienes y las órbitas de los ojos. Aunque no es peligrosa, la lipoatrofia facial realmente puede afectar a su autoestima y su confianza. Incluso ha hecho que algunas personas pospongan o eviten su tratamiento para evitar nuevos síntomas. Pero hay una forma mucho más sencilla de contrarrestar los efectos de la lipoatrofia: con el hidrogel Aquamid®.

Seguridad documentada

Con más de 350.000 inyecciones aplicadas desde el 2001 en todo el mundo, Aquamid® tiene una amplia trayectoria comprobada de seguridad y satisfacción duradera en los pacientes. Aquamid® se usa para tratar la lipoatrofia facial en pacientes inmunocomprometidos desde hace varios años.

La vigilancia de seguridad muestra una incidencia de complicaciones inferior a 1 por cada 1.000 jeringas. Al igual que con cualquier relleno, las reacciones adversas relacionadas con el tratamiento fueron principalmente reacciones temporales locales, como enrojecimiento e hinchazón. En casos esporádicos, se produjeron infecciones localizadas que se resolvieron con un tratamiento a base de antibióticos.

La eficacia y la seguridad de Aquamid® se ha documentado en estudios clínicos extensos, incluyendo el tratamiento de la lipoatrofia facial en pacientes VIH positivos, que se han llevado a cabo en todo el mundo.